La Biblioteca Nacional de España quiere crear un archivo de videojuegos históricos


Hoy nos hacemos eco de una noticia que hemos conocido hace unos días y que pretende impulsar la cultura española desde el mundo de los videojuegos. En BHB Group contamos con el gran proyecto ‘HYPE Station®’ y por eso nos alegra tanto leer este tipo de noticias… ¡sigue leyendo!


Los videojuegos forman parte de la cultura de un país y la Biblioteca Nacional ha dado un importante paso al respecto en su conservación. Según ha adelantado el diario El País, esta institución planea extender la conservación de sus recursos a las nuevas tecnologías, en lo que se incluyen los videojuegos o páginas webs, entre otros formatos.

Biblioteca Nacional España
Biblioteca Nacional


Ana Santos, la directora de la Biblioteca Nacional, ha sido la encargada de confirmar esta noticia: »Los videojuegos serán bien de interés cultural (BIC) en el futuro, porque tienen un valor cultural importantísimo como creación artística».

La cultura de hoy


Las instituciones del ayer pugnan por dar su espacio a la cultura de hoy. La Biblioteca Nacional de España (BNE), creada hace más de tres siglos para albergar el conocimiento (impreso), está adaptándose a marchas forzadas a la actual realidad tecnológica.


Por eso, el nuevo paso que pretende dar es el de incorporar a su legado la conservación de videojuegos o sitios web, como figura en la propuesta de la directora de la institución, Ana Santos. También plantea incluir la regulación de la conservación de carteles de propaganda electoral y marcapáginas, entre otros formatos, a partir de la reforma de la ley de depósito legal de 2011.


También apuntan novedades en la conservación de libros si se aceptan los cambios en la ley. Además de dos ejemplares de las primeras ediciones de cada título publicado en España, el editor depositaría en el servidor de la BNE igualmente el ejemplar digital.


Estos títulos digitales estarán a disposición del público. La Biblioteca Nacional de España “podrá facilitar la consulta de las publicaciones en soporte digital a través de las bibliotecas regionales de las distintas comunidades autónomas utilizando medios seguros de acceso”, dice la propuesta.

Patrimonio cinematográfico


Se plantea, además, para el apartado 2 del artículo 9 relacionado con el cine, una propuesta interesante. El objetivo es que la Filmoteca Española reciba los originales de cada producción, “en versión original, de toda película cinematográfica, documental o de ficción”. 


De hecho, el pasado diciembre el grupo Unidas Podemos registró una proposición no de ley con medidas para evitar la desaparición del patrimonio cinematográfico. Propuso al Gobierno la creación del bien de interés cultural audiovisual (BICA) y una ampliación y desarrollo del capítulo dedicado al cine en la ley de patrimonio histórico. Porque “la ley carece de una figura de protección específica para la correcta salvaguarda del cine”, aseguraban desde el grupo político.


Tres siglos de custodia. La Biblioteca Nacional custodia más de 34 millones de contenidos producidos en España desde comienzos del siglo XVIII. El material es de muy diverso tipo, aunque alrededor de la mitad son libros.


En 2018 entraron en la institución, por depósito legal, 454.886 ejemplares, una cifra mayor que la del año anterior, que rondaron los 410.000.

Via: El País

Volver