Stadia, la nueva plataforma de juegos que va a revolucionar el mercado

Google entra en el mundo de los videojuegos por la puerta grande y apostando por un futuro más bien presente:

Hoy os hablaremos de Stadia, la plataforma de streaming para jugar desde cualquier lugar, necesitando solamente conexión a internet. Pero, ¿hasta qué punto es una amenaza para las consolas?

El debate está abierto: comprar una consola por un precio bastante alto para luego acceder a los juegos a sus 50, 60 o 70 euros respectivos o encaminarse a un modelo quién sabe si de suscripción o de alquiler, donde el acceso es inmediato y no hay intermediarios. Ni consola, ni incluso es necesario tener un televisor si tienes un PC. O viceversa. O ninguno de los dos si tienes un móvil. “Instalar juegos será cosa del pasado. La nueva generación del gaming no está en una caja.” Explicaba convencido el vicepresidente de Google, Phil Harrison, durante la presentación del producto.

 

Stadia quiere triunfar a base de dos directrices. La primera: inmediatez. Donde quieras, como quieras y cuando quieras. Incluso viendo un tráiler de un juego en y dándole al ‘play’ al momento. La segunda: la calidad, que quiere equipararse con el juego tradicional, Google nos habla de 4K, 60 frames por segundo y HDR. 

 

Pero, ¿cómo va a responder esto al momento con nuestras conexiones?

Algo es evidente, y es que Google se adentra de lleno en el mercado que compañías como Sony, Microsoft y Nintendo llevan dominando a su antojo. No es un rival menor ni Stadia es una apuesta solo a largo plazo: Se espera para 2019.

 

En España tenemos precisamente una buena conexión media, y según estudios comparativos se encuentra entre los 20 países con mejor ancho de banda.

 

El input lag es la primera preocupación del juego en streaming. Según su análisis, tras probar Stadia con Assassin’s Creed Odyssey a 1080p y 30fps, con conexión LAN y ancho de banda de 200 megas, el tiempo de respuesta es de 166ms en un Pixelbook.

 

Cambio de paradigma

No es la primera vez que escuchamos la llegada del streaming y de la nube como la revolución en el mundo del videojuego. Pero pensemos que Netflix y otras plataformas digitales no han matado al formato físico, pero sí han transformado el modelo de consumo mayoritario.

 

De hecho, Google lo admite en boca del vicepresidente Harrison en una entrevista posterior: “No vamos a sustituir los dispositivos de juego tradicionales de la noche a la mañana y no estaríamos aquí si no fuera por la existencia de estas plataformas tradicionales”. No es una amenaza a corto plazo, pero si una nueva carrera de fondo por disputar.

 

Y a nadie escapa que, en dicha carrera, Google no correrá precisamente sin competencia. Microsoft ya ha estado coqueteando con el sistema de suscripción de Game Pass y pretende ahora dar el salto con xCloud, sistema que anunciaron en el E3 y que han mostrado ni más ni menos que con Forza Horizon 4. Sony, por su parte, ha expandido su servicio PS Now a territorios donde no estaba.

 

Que Stadia de Google se base en Linux es un impulso más a este proyecto y a su fundación, que no olvidemos también está en Android y de una forma u otra en casi todos los sistemas operativos del mundo. Su alcance es tal que incluso Microsoft -archienemigo durante años- se ha sentado en su directiva.

 

Stadia, aquí algunos detalles técnicos

RESOLUCIÓN: Hasta 4K HDR a 60 fps durante el lanzamiento y 8K y más de 120 fps en el futuro

PROJECT STREAM: Hasta 1080p a 60 fps

CPU: Custom 2,7 GHz hyperthreaded x86 CPUs with AVX2 SIMD

GPU: Custom AMD con 56 unidades de cómputo para 10,7 Teraflops con memoria HBM2 integrada.

API PARA GRÁFICOS: Vulkan de alto rendimiento con gráficos 3D en tiempo real

MEMORIA: 16 GB combinados de VRAM con RAM con banda ancha de 484 GB/s

SISTEMA OPERATIVO: Linux

GOOGLE DATA CENTER: Más de 7500 nodos globales de Google Edge Network

MANDO: WiFi con conexión directa a Google Stadia

COMPATIBILIDAD: Dispositivos con Google Cast: PC desde Chrome, iOS, Android, Chromecast, Televisores

PRECIO Y DISPONIBILIDAD: ND

 

Volver