El viernes más rentable del año

Cuenta atrás para uno de los viernes más esperados del año para los escaparates de medio mundo: el Black Friday. Un terremoto de ofertas y un terremoto para las empresas, sea cual sea su tamaño o sector y que va ganando fuerza, año tras año, en países como España. El Black Friday (viernes negro) nació en Estados Unidos y se celebra el cuarto viernes de noviembre, justo un día después de Acción de Gracias.

¿En qué consiste? Básicamente, en ofrecer descuentos y rebajas en tiendas minoristas y grandes almacenes. Una jornada muy importante para los comercios hasta el punto de que se considera esta fecha como el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad.

De hecho, ¿sabías que durante esta jornada se llegan a triplicar las ventas? El 80% de los comercios se apuntan a esta campaña ya que cada vez tiene más tirón. Y si estás leyendo esto con cierto escepticismo, ahí van algunos datos:

Según la consultora de marketing Webloyalty, el número de compras en estas fechas aumenta un 250%. De hecho, el presupuesto medio de los consumidores españoles es de 160 euros tan solo para el Black Friday. Además, según un estudio de Deloitte, el 77% de los consumidores españoles realizamos alguna de las compras de Navidad durante este día.

Y para toda esta vorágine de intercambios, durante el mes de noviembre se contratan 28.400 trabajadores, según datos de la empresa de recursos humanos Randstad. Se trata de un 16% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que nos permite hacernos una idea del tirón de esta jornada.

¿Qué compramos durante el Black Friday? Gana por goleada la tecnología, sin duda. Según el “Informe Black Friday 2018” de Webloyalty, ordenadores, smartphones, electrodomésticos, televisores o videoconsolas son la estrella y cuentan con descuentos de entre el 20 y el 40%. Le siguen viajes y moda, ocupando el segundo y tercer puesto del ranking.

Y, ¿qué perfil tiene el comprador? Desde los 20 hasta los 39 años, según la consultora Gfk que apunta, además, que el 90% de ellos -conocidos ahora como ‘millennials’, comprará durante el Black Friday y se gastará 243 euros.

Aquí cobra mucha importancia internet: un 62% realiza sus compras a través de dispositivos móviles siendo el smartphone el medio principal para comprar online. De hecho, el papel de Internet llega a ser tan fuerte que se celebra el Cyber Monday, el lunes después de Acción de Gracias dedicado a las compras por Internet.

Dada la relevancia de esta fecha y, teniendo en cuenta que muchos de los usuarios se mueven durante este día por impulsos -además de que realizan muchas compras por internet- las redes sociales se convierten en nuestro mejore aliado. Es conveniente, por tanto, preparar una buena estrategia de comunicación que nos ayude a visibilizar nuestro producto y convertirnos en las estrellas del Black Friday 😊

 

Volver