El E3 desde los ojos de un marketiniano

¿Qué estrategias de marketing se observan en una de las ferias de videojuegos más importantes del mundo? ¿Cómo hacen las empresas para diferenciarse y destacar respecto a la competencia? Os dejamos nuestras impresiones

 

Hoy os traemos un resumen de lo que ha sido el E3, la convención más importante de videojuegos del mundo junto con la Tokyo Game Show. Pero en este post no vamos a contaros las novedades en videojuegos -ya que necesitaríamos varios artículos por la cantidad de títulos que hay- sino que vamos a hacer un repaso desde el punto de vista del marketing: publicidad, stands, estrategias de presentación…

 

Y lo primero que nos llama la atención es cómo se transforma la ciudad de Los Ángeles durante los días que se celebra el E3. De hecho, destaca la espectacularidad de los enormes anuncios pintados en tres de los edificios más emblemáticos de la zona cercana al recinto ferial. Este año le ha tocado el turno a Doom mientras que el año pasado fue Fallout. Seguimos por fuera del recinto ya que el E3 no solo está de puertas para dentro. Fuera podemos ver una antesala de lo que nos espera dentro: charlas en los alrededores, stands.

 

Otra de las cosas más llamativas dentro del E3 es la puesta en escena de algunos stands de videojuegos. Podemos encontrar hasta escenarios que se transforman en los propios escenarios de videojuegos que promocionan. Otros, como el de Square Enix, nos presentaron a la moto de Cloud a tamaño real, que es uno de los personajes del tan esperado remake del FFVII. El objetivo, que la gente pudiera montarse, hacerse fotos y videos con movimiento 3d y así lograr un impacto mediático y social mucho más allá del mero stand.

 

Seguimos con distintos photocalls con personajes salidos de los videojuegos de la mano de los cosplayers más conocidos y contratados por los propios estudios para promoción de su marca: Maul Cosplay, Leon Chiro, Lightning Cosplay.

 

Otra cosa que nos enamora cada edición es su apuesta por el marketing de productos: cantidades ingentes de figuras de exposición y venta, de ediciones de coleccionista y que solamente pueden encontrarse allí. En definitiva, un merchandising que aumenta la rentabilidad de un evento ya de por sí redondo -si hablamos en términos marketinianos. Además, tienen una de las exposiciones más grandes de consolas retro, prototipos, portátiles y ordenadores que podréis encontrar en un evento.

 

Y por último -pero no menos importante- casi todos los estudios tienen pcs y consolas para poder probar sus próximos lanzamientos. No tendría sentido si no pudiéramos probar in situ los grandes anuncios del año en el sector de los videojuegos.

 

Os dejamos un video con todo lo que os hemos comentado para que podáis verlo con vuestros propios ojos.

Volver