Cuando el sector online se pasa al offline

La tienda física no morirá nunca y ahora verás por qué

¿Conoces el concepto pure player? Viene del campo del comercio electrónico y se refiere a las empresas que solo utilizan Internet para vender sus productos. Como Amazon -hasta hace poco tiempo- o Alibaba, suelen enganchar con descuentos interesantes y ofertas agresivas.

Cada vez son más las empresas que se pasan al negocio online y deciden comercializar sus productos o servicios solo a través de Internet. Es un fenómeno que se extiende pero que sucede también a la inversa: pure players que deciden poner una tienda física. Porque igual que los e-books no han desplazado a los libros, el comercio online no lo hará tampoco a las tiendas físicas.

De hecho, según el informe How e-commerce brands get physical, de la consultora inmobiliaria JLL, se estima que los comercios online pongan en marcha más de 800 tiendas en Estados Unidos durante los próximos diez años.

Hay que señalar aquí que no van a ser los típicos establecimientos que acostumbramos a ver, desde tiendas de barrio a librerías o cafeterías. Serán diferentes -como lo es su esencia- por ejemplo, pop up stores o showrooms: las primeras son tiendas temporales que permiten a las marcas estar presentes en los sitios más emblemáticos de una ciudad y así fidelizar a los clientes de manera eficaz.

Un tipo de marketing experiencial como también lo son los showrooms, espacios en los que solo se puede probar o ver los productos, pero en ningún caso comprarlos. Por ejemplo, firmas como Bonobos, Indochino, M. Gemi o Universal Standard han abierto este tipo de establecimiento.

Un fenómeno que ya estamos empezando a ver, especialmente en grandes ciudades estadounidenses como Nueva York: El 59,5 % de las marcas online que decidieron tener presencia física con una pop up store, lo hicieron el año pasado en esta ciudad, según recoge Ejeprime. Y un tercio de estas instaló aquí también su tienda permanente.

Pero ¿de qué tipo de tiendas estamos hablando? Principalmente marcas de moda y accesorios, prácticamente el 75% de ellas. Le sigue el sector mobiliario y la decoración (11,4%) y en tercer lugar en de la cosmética y perfumería (5,7%). Además, según Ejeprime la mitad de los online que dan el salto al formato físico son empresas dedicadas a la gama alta y el 10% de estas, del sector lujo.

Porque las tiendas físicas tienen unas virtudes que no tienen las tiendas online: carácter local, proximidad, confianza, entrega directa… Como al que le gusta pasar las páginas de un libro, hay cosas que no cambiarán nunca.

Volver